¿Qué tan confiable es el uso de la “nube”?

Cuando hablamos de sistemas de almacenamiento, es inevitable ponerse nostálgicos. Para aquellos que han estado involucrados al mundo tecnológico desde hace años, recordar los míticos diskettes o los cassettes como medios de almacenamiento les resulta gratificante, ya que suele venir acompañado de otros recuerdos. Pero el tiempo avanza y con él la modernidad, y estos medios de almacenamiento fueron evolucionando en otros elementos cada vez más prácticos, de mayores prestaciones y capacidad. Sin embargo, en cosa de tiempo un nuevo modelo de almacenamiento llegó para quedarse: la nube.

La denominada nube no sólo se utiliza para almacenamiento, sino que pasó a tomar aún más participación en el mundo informático, ya que la nube se refiere a todo servicio basado en la web que se utiliza para almacenar información en la red. Esto último involucra también aplicaciones completas basadas en la red. Esto suena bastante alentador, ya que los sistemas basados en la nube entregan disponibilidad dondequiera que nos encontremos y desde donde sea que estemos accediendo. Sin embargo, para muchos esto último puede ser un factor determinante para mirar a la nube con recelo, con temor e inseguridad. ¿Por qué? Justamente, porque la nube almacena información en la red o en internet, que sería otro lugar físico y que no es tu computadora, tu Tablet o tu Smartphone.

Entonces cabe preguntarse, ¿qué tan seguro es el uso de la nube? ¿Realmente podemos sacar provecho de un sistema que se encuentra en la nube, o siempre será la mejor opción contar con sistemas “locales”?

¿Confiable o no confiable?

Siendo honestos, el término nube es una manera elegante y casi mística para referirse a otras computadoras que no son la tuya y que se encuentran disponibles en la red. ¿Y por qué entonces se les llama nube? Porque estas computadoras están preparadas para estar siempre disponibles, 24/7, y con la información lista para serte entregada cuando sea que la necesites. Si estás en Tokio, en Ámsterdam o en Punta Arenas y tienes acceso a internet, la nube está ahí, para ti. Sin embargo, ¿qué tan seguras son estas computadoras remotas que alojan tu información? Todo dependerá del servicio que estés utilizando, y son muchas las empresas y entidades que ofrecen servicios de nube. Por ejemplo, si nos vamos al caso del almacenamiento, es posible guardar álbumes de fotos familiares, de amigos o incluso personales de nuestras vacaciones, por ejemplo. Algunos sitios prometerán entregar mucho espacio para almacenar estas fotos, pero no dan tanta importancia a la seguridad, de manera que están más expuestos a ataques informáticos que otros servicios más robustos que quizás brindan menos almacenamiento, pero mayor seguridad. La recomendación aquí sería confiar en proveedores de renombre, como Microsoft con OneDrive, Apple con iCloud o Google con Google Drive. Estos son servicios de almacenamiento de grandes compañías que cuentan con toda la tecnología disponible para proteger tu información sin que otros puedan acceder a ella. En el caso de la publicación de multimedia es igual: el publicar vídeos en YouTube o en Vimeo es hacer uso de la nube, pero del usuario que publica estos recursos depende si estos vídeos son adecuadamente configurados para que sean visibles a todo el mundo o sólo a unas cuantas personas.

¿Y qué hay del uso de aplicaciones disponibles desde la red? Muchas empresas ya no se limitan a instalar aplicaciones en los equipos de sus empleados, sino que las hacen disponibles por vía web para que estén en la nube. ¿Qué tan seguras son? Nuevamente se aplica la misma regla: dependerá del proveedor del servicio. Si la empresa busca instalar servicios en la nube y que estén disponibles para su personal, procurará buscar a proveedores líderes de este servicio.

En resumen, el que la nube pueda ser o no segura, dependerá de nosotros. Si confiamos en cualquiera para que haga uso de nuestra información privada, es probable que nuestros datos terminen en un lugar que nunca imaginamos. Sin embargo, si confiamos en empresas de renombre y que cuentan con experiencia y tecnología para suministrar servicios, nuestra información puede estar segura con ellos. Sea como sea, lo cierto es que la nube hace presencia cada vez más fuerte entre las empresas y también entre las personas.

Sergio Morales, Director de Contenidos en ROI, Agencia de Marketing Digital y SEO