Ni facebook ni twitter descubra las redes sociales que realmente ocupan los adolescentes

Desde el día en que Facebook inició sus actividades el 4 de febrero de 2004 hasta hoy, esta red social ya suma casi 1.650 millones de usuarios activos. Todo un hito, considerando que Facebook nunca ha declinado sus cifras. Al contrario, suma, sigue y no se detiene. Por otro lado, Twitter inició su actividad el 21 de marzo de 2006, y hasta la fecha ya cuenta con 560 millones de usuarios. Ambas redes sociales se han modernizado, añadiendo cada vez más características para enriquecer la interacción que se puede tener con otras personas. Además, han fortalecido sus políticas de seguridad entregando más herramientas a los usuarios.

Tanto Facebook como Twitter son las primeras dos empresas que se nos vienen a la mente cuando oímos hablar de redes sociales. Sin embargo, y muy en contrario de lo que se podría pensar, ninguna de estas redes sociales son las preferidas por los adolescentes en Chile. ¿Entonces, cuáles serían estas redes, y por qué motivo?

La magia de las fotos y videos que desaparecen

En 2010, tres estudiantes de la Universidad de Stanford unieron fuerzas para desarrollar la que sería la aplicación predilecta para los jóvenes nacionales en la actualidad. Snapchat es una red social que permite interactuar con otras personas mediante fotos, videos, textos y dibujos. Nada nuevo, de no ser porque los usuarios pueden controlar el tiempo durante el cual estos elementos serán visibles, para luego desaparecer de la pantalla de la otra persona. Acto seguido, el archivo en cuestión desaparece del servidor de Snapchat. Según la empresa, para 2014 los usuarios ya estaban enviando 1400 millones de fotos y videos diarios.

En el caso de los jóvenes chilenos (y como también ocurre en otros lugares del mundo), prefieren comunicarse más con fotos que con palabras, lo que ha llevado a que Snapchat sea una de las redes sociales más utilizadas por ellos.

Sin embargo, muchos padres se han manifestado preocupados por esta aplicación gratuita, ya que muchos adolescentes utilizan Snapchat para tomarse fotografías en actitudes eróticas, o incluso totalmente desnudos. El hecho de que la media enviada se elimine después de cierto tiempo no impide que el usuario que recepciona el material pueda tomar una rápida captura de pantalla, aunque en caso de que eso ocurra la aplicación alertará al emisor. No obstante, existen servicios que intentan (y a veces consiguen) burlar dicha medida de seguridad. En vista de este tipo de casos, Snapchat proporciona una guía especial para padres, de manera de poder orientarlos en cuanto al tipo de uso que deberían hacer de la herramienta (Snapchat parents guide)

El boom de las fotos con “filtros”

Desarrollada originalmente para iPhone, Instagram es una aplicación principalmente orientada a la toma de fotografías, pero no cualquier fotografía. Un amplio banco de filtros de todo tipo permitía al usuario retocar su trabajo y darle un estilo distinto, superior, un look alternativo. Los filtros son muchos, sus nombres también: Hudson, Earlybird, Walden, Nashville, Slumber son algunos de ellos de entre muchísimos otros. En tan solo dos meses, Instagram ya contaba con un millón de usuarios. Ya en febrero de 2013, Instagram contaba con 10 millones de usuarios activos.

En Chile, el uso de Instagram entre los adolescentes es masivo. No por nada es otra de las principales redes sociales utilizadas por los más jóvenes del país.  El motivo radica en algo que también se cumple con Snapchat: la juventud prefiere más comunicarse con fotos que con palabras.  Son muchos los usuarios que comparten ‘selfies’, fotos de alimentos, de animales, de edificios, fotos artísticas, de moda o del diario vivir. Junto a ello, Instagram permite además compartir videos, lo que añade un elemento adicional al momento de escoger una red social. Compatible con la gran mayoría de los sistemas móviles de hoy, esta red social gratuita se ha convertido en la plataforma predilecta para montar verdaderas galerías de imágenes.

Se suma a lo anterior el hecho de que muchos artistas, deportistas, actores y gente del espectáculo nacional e internacional cuenten con sus propias cuentas de usuario en Instagram, y a ratos interactúen con otros usuarios.

Si bien el mundo de Internet ha dado a luz muchas soluciones gigantescas para establecer contacto con otras personas, llama la atención que sean otras aplicaciones no tan masivas las que los jóvenes chilenos opten por utilizar. Un punto no mencionado anteriormente pero que de igual forma significa un motivo por el cual los jóvenes se entregan a los brazos de Snapchat e Instagram, es el hecho de que los usuarios más adultos no tengan afinidad con estos servicios y opten por no participar en ellos. Menos vigilancia, menos restricciones. Pero de igual forma, mayores peligros. Lo mejor es siempre orientar a los más pequeños al momento de permitirles acceso a este tipo de redes sociales.

Escrito por Sergio Morales, Redactor de Contenidos en ROI.